Akiba Market

Reseña | Shingeki no Kyojin: The Final Season – Capítulo 10

Reseña | Shingeki no Kyojin: The Final Season – Capítulo 10

Esta reseña sobre Shingeki no kyojin: The Final Season contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 10: Argumentos sólidos

“Pelea, pelea”, se repite Eren mirando su reflejo. Hange lo ve y lo interroga, pero es contraproducente. En el pasado se guarda la construcción del primer puerto y la llegada de los primeros extranjeros, los Azumabito de Hizuru. Van con la excusa de Mikasa, van por planes de Zeke y van por sus propios intereses. La negociaciones no resultan favorables para los eldianos, que ven su soberanía en peligro, pero Historia acepta ciertas condiciones por su paz. Eren no acepta las condiciones, pero en la actualidad va tal cual, porque no hay más opciones. Historia está embarazada, lo cual dificulta el plan de acabar con Zeke. Jean y el resto conversan sobre lo que deberían pensar de Eren y hacer contra él.

Opinión del capítulo

Capítulo interesante que siento ha añadido mucho más que el anterior, si bien ese sirvió como base. He visto una escena que se la puede considerar mal animada, quizá habrá otras. A la que me refiero es cuando están en vagones regresando a las murallas, luego de la conversación en la que hablaban sobre quién heredaría al Titán de Ataque. Ahí noté los rostros algo raros. Bueno, a algunos les seguirá doliendo ver a Sasha. La narrativa del capítulo me pareció buena, los saltos al pasado me gustan y no se notan forzados, sino como un contraste y a la vez como todo lo presente nació de esos momentos pasados. En teoría faltan 6 capítulos, pero creo que todos dudamos que abarquen todo en 6 capítulos y suenan rumores de una película. Ya veremos.

Pelea

Me hago la misma pregunta que Hange, ¿por qué Eren se dice eso, como si hablara con otra persona? Podríamos decir que es algo normal, algunos de nosotros lo hemos hecho, pero en Eren hay motivos para sospechar. Recordemos que la memoria de los anteriores portadores es recogida por el actual y que el Titán de Ataque tiene ciertas maquinaciones con el pasado, los que están al día con el manga lo pueden entender mejor, me limito para no dar tanto spoiler. También se plantea otra pregunta: ¿cuál es el motivo por el cual Eren pelea? Y ahí es justo donde el retorna al pasado sive mucho para contrastar. En el antes vemos un Eren más sincero, que muestra su respuesta sin importar qué. Ahora lo vemos más cerrado, ensimismado y sin poder reconocer qué es lo que quiere hacer. Pelea, ¿a quién, contra quién y para qué?

¿Aliados?

Los azumabito de Hizuru, ¿pueden confiar en ellos? Ya los hemos medio conocido en el banquete que hubo en Marley, no sabemos tantos detalles de ellos, pero entendemos que son un país pequeño y desfavorecido porque en el pasado apoyaron a Paradis y eran ceranos a la familia real Fritz. Ellos saben que los otros países no les darán nada, que son un estado vasallo en todo caso, por lo cual deben aprovechar cualquier carta que les dé alguna alianza. Sin embargo, el que hayan contactado con Zeke, el que solo quieran un recurso y el que sean unos desconocidos aumentan los riesgos para la isla. A pesar que sus propuestas les pueden dar bienestar, les coacciona algo que tanto han deseado: la libertad.

Mikasa…

El tema con Mikasa, que es una descendiente de la familia real de Hizuru no me cuadra tanto. Entiendo que luego de haber perdido la guerra, la familia real de la estirpe “asiática” se refugió en Paradis, pero poco a poco se fueron extinguiendo. Y esto me hace preguntar: ¿Hizuru es un reino o una república? Mikasa solo es usada como una excusa para poder entablar mejores relaciones, nada más, no vienen por ella ni tratan de hacerla sentir más especial que el resto. Mikasa se percata de eso, sabe que es una excusa y comienza a desconfiar también de ellos. ¿Mikasa realmente es alguien tan importante o solo fue una historia inventada? No se sabe bien, solo tenemos la seguridad que es una Ackerman.

Ventajas políticas-económicas

Paradis está mal parada, no saben nada del mundo exterior y su único contacto, además de los marleyenses capturados, son los de Hizuru, cuya tradición ni cultura ni intenciones conocen. Hizuru está mejor parado, tiene ventajas que pueden y han aprovechado. Saben que Paradis no podrá comerciar nada con otros países, por lo cual agarrarán el monopolio de cualquier producto que se pueda monopolizar y sacar mayor ganancia a bajo costo. En cierta manera esto recuerda a la modernización de Japón, no totalmente, pero sí en parte. El comercio es una de las actividades económicas más importantes, porque eso mueve a los países y les da bienestar. Sin poder económico, casi nunca tienes poder político, ¿o acaso creen que Latinoamérica es débil polítiamente por carecer de recursos? Cada país velará por sus intereses por muy “aliados” que sean.

Embarazo no deseado

El embarazo de Historia no es deseado por un sector político, debido a que retrasa planes que ellos querían realizar. Más que nada tenían planes de venganza, no consideran a Historia como una reina como tal, sino como un títere para sus fines. La única escena que tenemos de Historia embarazada no muestra una felicidad en su rostro, sino con cansancio y hastío. Si se compara a esa Historia que apareció en las escenas del pasado a como está ahora, pues se nota en su rostro un sentimiento de soledad y de cansancio para con sus deberes. ¿Ella habrá deseado quedar embarazada? No lo sé, pero si no se convierte en titán para devorar a Zeke es porque considera al ser en su vientre muy importante para ella.

Te has vuelto un gran soñador, Armin

“Si explicamos al mundo que queremos la paz, lo entenderán”, para parafrasearlo. Ojalá las cosas fueran tan fáciles. Como leí por ahí: no por decirle a un león que eres vegetariano, este dejará de comerte si tiene hambre. Armin demuestra la idealidad humana, pensar que se puede ser mejor sin que algo malo pase, y claro que puede pasar, pero en pocas ocasiones. Ni la diplomacia resulta tan pacífica, pues se juega mucho por lo bajo. El diálogo funciona si ambas partes están dispuestas a que funciones y si no tienen intereses que limiten el diálogo, o en todo caso deben estar dispuestos a ceder. ¿Pasa? Sí, pero luego ocurre el aprovechamiento del más grande al más chico, porque el interés “nacional” prevalecerá. Vivir encerrado en tu mundo te hace pensar cosas tan buenas, pero te desconecta de la realidad.

Soluciones condenatorias

Heredar el titán es condenarse. En cierta forma eso lo escuchamos de Reiner cuando le dice a Falco que salve a Gabi del destino de ser un titán. Jean, Connie, Sasha y Mikasa quieren heredar al Titán de Ataque, pero Eren les dice que no, que jamás los sacrificaría. Esto en el pasado, pues en el ahora piensan qué o cómo pueden eliminar a Eren si este se descontrola. Eren no es el mismo, está dispuesto a sacrificar más cosas por su bien mayor o por lo que quiere, que no sabemos qué es. Cualquier solución que han dado siempre condenará a alguien, lo cual parece indicar que no habrá happy end.

Un buen capítulo con mucha política y profundidad de personajes. Buen contenido, bastante bueno, que da para pensar y analizar. Pero ya quiero saber qué pasa en Marley y en el continente. Solo esperaré alguna respuesta en los siguientes capítulos.