Akiba Market

Reseña | Mashiro no Oto – Capítulo 10

Reseña | Mashiro no Oto – Capítulo 10

Esta reseña sobre Mashiro no Oto contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 10: Viento de montaña

La competencia individual comienza, sus cuarenta participantes sonarán en diferentes tiempos y con un mismo objetivo. Pero las tensiones son para todas, unas más graves que otras, como la complicada relación paternal de Setsu con Ryuugen Kamiki, un maestro del shamisen. Este sujeto es llamado por Umeko para conversar y sin llegar a nada, por sus deseos propios sobre Sawamura, se despiden enemistados. El concurso no se detiene por problemas de la organizadora, los primeros aburren al jurado, los últimos serán los mejores. Tocan Ushio y Kaji, el primero por diversión, el segundo para no quedarse atrás y demostrar que puede ser mejor. Pero por mucho que se esforzó, la sobrefuerza le jugó en contra, callando su instrumento por una avería.

Opinión del capítulo

A grandes rasgos realmente muy interesante lo que se pudo apreciar. Como ya venía suponiendo, Umeko escondía algo o tenía algo más, y eso más resultó ser el padre de Setsu. Me sorprendió demasiado, no lo capté hasta que Yui lo dijo (en específico que Setsu y Mai son hermanos). Hay más que decir, pero ya se añadirá más adelante. Al capítulo lo sentí fluido, aunque hay pequeños detalles que pudieron sentirse mejor o desarrollarse algo más, pero dentro de todo muy equilibrado entre el drama, el humor y el shamisen. Sentí que la calidad visual se mantiene igual, aunque algunas veces lo sentí deficiente. Por último, el apartado musical, se siente diferente tocar en grupo que en solitario, depende mucho del artista tapar esos huecos y creo que se mostró muy bien: los primeros aburrían, demasiado, los últimos son mejores y se nota. Lo más seguro es que el siguiente capítulo toque Sawamura y Souichi o que se dividan, pero será memorable.

Amigos

¿Qué es la amistad? Varias personas han intentado definirla a lo largo del tiempo y cada palabra en cada idioma diferente tiene sus significados. Que recuerde, en japonés el amigo tiene que ver con el que ayuda, el que da una mano. Pero la amistad va más allá y Souichi muestra una faceta más radical: considerar como amigo a un desconocido. ¿Por qué? Porque se puede identificar con él y aunque no se conozcan son cercanos por ese gusto que comparten. Souichi considera como amigo a Setsu, siente que lo entiende y que, a pesar de todo, es digno de confianza.

Es curioso analizar esto, porque Souichi es un personaje extraño. Retraído y habla con referencias que él puede entender, además de ser bueno en el shamisen. Quizá, aunque no se detalla, podría tener el espectro autista o solo puede que sea un genio ensimismado. Cualquiera de las dos opciones no le quita crédito ni deja de presentarlo como alguien interesante.

Más que amigos

Algo más fuerte que la amistas es cuando a esta se le une lazos consanguíneos. Esto primero sería la hermandad, pero Setsu y Souichi no lo son, son hermanos pero por adopción, en específico Mai y Souichi fueron adoptados por el padre de Sawamura, Ryuugen Kamiki, y su nueva esposa. Parece no haber una buena relación entre los miembros de la familia nuclear de Setsu, a lo mucho entre los hermanos de sangre. Este drama familiar me resulta demasiado interesante como para dejarlo de lado, pues: ¿qué motivó la separación entre Umeko y Kamiki?, ¿cómo afectó esto a Setsu?, ¿sus padres lo ven como un objeto o como un hijo de verdad?, entre muchas otras cosas.

Sin querer Souichi consiguió un hermano, pero ¿sabía que lo eran? Tanto él como Mai parecen ignorarlo, a diferencia de Setsu y Wakana que ya lo sabían. Pero si los adoptivos lo saben, esa rivalidad que tiene Mai sería mucho más entendible. ¿También será por eso que Souichi lo llama amigo? Lo dudo.

Por último, enterarme de esto de manera tan abrupta, aunque se nos fue preparando el terreno para esto mas no lo vi venir, me gustó. Es algo que se arma en base a suposiciones, tenemos que usar la creatividad para poder hilar las cosas, y cuando llega igual te sorprende. El momento no fue dramático, tenso sí, pero fue como algo “normal”, en el sentido de que siendo central se trató como algo más, lo cual también me parece positivo debido a que ellos tienen su propia historia pasada y tratos anteriores, poner excesivo dramatismo me hubiera parecido más falso.

Diversión

No nos distraigamos del concurso. Aparte de los aburridos, también están los interesantes, siendo uno de ellos Ushio. Sonó bien, un estilo propio, algo en lo cual él pueda ser él y de esa forma divertirse. Lo entiendo bien porque soy así, si no es divertido solo es tedioso, si no hay placer es algo que se abandona. Justo por ser así llama la atención, también por eso logra tener admiradoras. Aunque sea algo serio, mostrar alegría contagia y hace que algo aburrido transmute y sea llamativo e interesante; “¿por qué es feliz haciendo eso?”, puede preguntarse alguien. Lo disfruta porque él lo vuelve así, es lo mejor que yo podría responder.

Sonido de ganador

Setsu se pregunta “¿cómo sonará un ganador?”, en referencia a Souichi, pero el que seguía era Kaji, el ganador del grupal. Él es un ganador, al final ganó con su grupo. Además es el mejor de ellos. Solo le faltaba algo, que le contagio Ushio, el sentimiento, tocar con los sentimientos presentes. Esto es algo que su maestro le indicó mostrándole un vídeo de Souichi (esto da más sentido a la cercanía que siente con Setsu, ambos tocan de acuerdo a sus emociones). Por fin Kaji estaba tocando con todo: técnica, habilidad y sentimientos. Lo peor posible que puede pasar, en general, es que cuando más feliz estás eso se pueda acabar abruptamente. La cuerda se le rompe acabando con su interpretación y con el capítulo; un suspiro de resignación.

Ambos bloques muy buenos realmente. Dejó con ganas de más, aunque a mi personalmente me interesa más el drama familiar. Esperemos que la interpretación de los que faltan sean muy dignas, porque me han hecho crecer la emoción. Disfrutemos lo que hacemos.